Saltear al contenido principal

¿Qué diferencia hay entre separación y divorcio?

¿Qué Diferencia Hay Entre Separación Y Divorcio?

Qué cuestiones tener en cuenta antes de tomar la decisión de separación o divorcio

Cuando uno piensa en la separación de pareja, además de la compleja decisión a nivel emocional, nos asaltan mil dudas legales. Una de las más habituales es ¿qué diferencia existe entre la separación y el divorcio? ¿Cuál es el proceso más adecuado para mi caso concreto? ¿Qué significa una separación o divorcio de mutuo acuerdo?

En el ámbito legal, la principal diferencia entre la separación y el divorcio es la separación implica el cese legal de la vida en común de la pareja, del compromiso legal de fidelidad y de ayuda mutua, pero no extingue el vínculo legal del matrimonio. La separación no cambia el estado civil de la persona y el divorcio sí, por eso tiene efecto entre la pareja pero no frente a terceros..

A nivel patrimonial, tanto el proceso de divorcio como el de separación permiten que se produzca la división de los bienes comunes, o la disolución de la sociedad de gananciales en caso de estar casados en régimen de gananciales. Tampoco seguirán siendo herederos el uno del otro después de la separación legal (si no hay testamento). Resuelve tus dudas respecto a los acuerdos económicos, teniendo en cuenta todos los factores importantes.

En cuanto al proceso judicial o notarial, es prácticamente el mismo. Eso sí, ante una reconciliación, si la pareja se ha divorciado y quisiera formalizar su vínculo debería volver a casarse. En cambio, en caso de separación el vínculo que les une es el de un matrimonio. Ambos procesos requieren que se acuerden las medidas respecto a los hijos comunes custodia única o compartida, régimen de estancias, ejercicio de la patria potestad, gastos familiares, adjudicaciones patrimoniales, el uso del domicilio familiar, etc.

A nivel fiscal, si tenéis hijos en común, es previsible que al cambiar la situación familiar las retenciones de cara a Hacienda podrían verse modificadas, por eso te recomendamos que consultes tu caso concreto con un especialista. Además, tanto la separación como el divorcio eliminan los derechos sucesorios entre los cónyuges.

A nivel de vínculo, las dos personas no pueden casarse de nuevo, igual que ante una reconciliación no tendrían que volver a casarse porque el matrimonio no se ha extinguido.

Hace algunos años ya, las parejas debían separarse y después podían acceder al divorcio. La modificación de la Ley que permite acceder directamente al proceso de divorcio trató de agilizar y abaratar los procedimientos de familia. Aun así, no se elimina la opción de separarse antes de tomar la decisión de divorciarse.

¿Cómo decidir qué procedimiento es mejor para cada caso? En la mayoría de casos se trata de una decisión más emocional que estratégica, aunque puede tener su transcendencia dependiendo de las circunstancias concretas del caso, por ejemplo a nivel económico. Por eso te recomendamos que te asesores con un experto para valorar todas las opciones.

Antes de tomar la decisión es importante que cuentes con información experta, suficiente y adaptada a tu caso concreto. Tómate el tiempo de contrastarla y asimilarla.

Te animamos a que contactes con nosotros para concertar una primera cita gratuita en Barcelona, en la que podamos asesorarte sobre tu caso concreto y que conozcas nuestra forma de trabajar.

Volver arriba