Saltear al contenido principal

¿Cuando funciona la custodia compartida?

¿Cuando Funciona La Custodia Compartida?

¿Es la custodia compartida la mejor opción para tus hijos?

Para los niños la custodia compartida puede ser el mejor y el peor acuerdo, según se desarrolle. En este artículo os presentamos los requisitos que se deberían cumplir para que la custodia compartida pueda ser una opción.

Tengan la edad que tengan vuestros hijos, lo mejor para ellos es que compartan espacios, vivencias, rutinas, en definitiva, tiempo de calidad con su padre y con su madre por igual, y que tengan una relación sana con ambos, principalmente después de la separación de pareja.

Custodia compartida para encontrar el equilibrio

La situación ideal se consigue en la mayoría de casos a través de la custodia compartida porque el pilar de la custodia compartida es la corresponsabilidad completa en la crianza de los hijos, por parte de padre y madre. Esa equidad suele traducirse en equidad en tiempos de estancia, pero no es necesariamente así. 

Lo primordial es encontrar el equilibro perfecto entre el bienestar y las necesidades de cada miembro de la familia: horarios laborales, edades de los hijos, rutinas escolares y extraescolares, familia extensa, etc. ¿Cómo? Existen infinidad de fórmulas para desarrollar la custodia compartida, organizad la que mejor os vaya a vosotros como si de un traje a medida se tratase.  

Pero no olvidéis que, para los niños la custodia compartida puede ser el mejor y el peor acuerdo, según se desarrolle. Es la mejor opción cuando los padres cooperan lo suficiente para que la custodia compartida sea provechosa para los niños. Es la peor cuando la custodia compartida deja a los niños en medio de una zona de guerra cruzada.

¿En qué caso puede funcionar la custodia compartida?

  • Mantener una comunicación fluida y cordial con tu ex pareja.
  • Ser flexible en cuanto a adaptaciones de los pactos alcanzados.
  • Tener capacidad de organización logística mutua. Los niños a veces olvidan cosas, a veces deben tomar medicinas, o llevar equipación especial para una actividad extraescolar, etc. Hay trucos y aplicaciones que os pueden ayudar al respecto, como por ejemplo 2BePart, app para padres separados. 
  • Mantener similares pautas de educación en ambos hogares.
  • El acordar una custodia compartida no exime de la obligación de pagar una pensión alimentaria a favor de los hijos, en caso de necesidad.
  • La proximidad de domicilios entre padre y madre facilita el desarrollo de la custodia compartida (al menos deben estar ambos domicilios en un radio de unos 50km).

El tema económico, la ubicación y los horarios laborales, aunque suelen ser dos de nuestras mayores preocupaciones al plantearnos esta decisión, no resultan determinantes. Cada familia debe alcanzar la fórmula de custodia compartida que se adapte a sus necesidades a ese nivel.

3 cuestiones a tener en cuenta con la custodia compartida

  • La custodia física compartida es un “compromiso” dañino entre padres enfrentados: cuando los padres entran en un juzgado implica que no van en la misma dirección. Para algunos jueces, la custodia compartida en estos casos podría significar el terreno intermedio justo, pero esto realmente es una ilusión que deja a los niños atrapados en medio de una relación conflictiva.
  • La custodia compartida no es necesariamente 50/50. Una custodia compartida no significa ir con un calendario arriba y abajo, ni con un cronómetro midiendo los minutos y las horas para que el tiempo compartido con uno y con otro sea exacto.
  • La custodia compartida NUNCA debe ser motivada con un interés económico (por ejemplo para no asumir pensión alimentaria). La obligación de padre y madre de satisfacer las necesidades básicas de sus hijos trasciende cualquier acuerdo de estancias, incluso cualquier edad.

 

¿Te ha resultado útil esta información? Déjanos un comentario con los temas que querrías que tratásemos en nuestros próximos artículos.

Volver arriba