Saltear al contenido principal
Abuelos Y Nietos, Una Relación Muy Especial Más Allà De La Separación Matrimonial

Abuelos y nietos, una relación muy especial más allà del divorcio.

dentro-abuela-nieta

Hoy es el día de los abuelos, incondicionales de sus nietos, en lo bueno y lo malo. Consentidores de caprichos y dedicados cuidadores. El artículo de hoy pues, se lo dedicamos a ellos y al papel que juegan en un proceso de divorcio.

Los abuelos y las abuelas son un pilar fundamental en la crianza y educación de nuestros hijos, y muchas veces, si las cosas no funcionan en casa, nuestros hijos se apoyan en ellos.

Realmente crean un vínculo muy especial, que se debe cuidar y fomentar, y parece que nada puede perturbarlo, pero ¿qué pasa en situaciones de separación de pareja? Esa relación abuelos-nietos se ve afectada, incluso en los casos en que los abuelos participan diariamente en el cuidado de los pequeños.

La Ley reconoce el derecho de los abuelos a iniciar un procedimiento judicial por el que “reivindicar” tiempo con sus nietos ¡Un gran avance!

Principalmente para aquellos casos en que, por las circunstancias, la relación abuelos-nietos sería inexistente, o prácticamente inexistente. Por ejemplo, cuando uno de los progenitores está en prisión y el otro progenitor no permite a sus ex suegros relacionarse con sus nietos, en casos de fallecimiento de uno de los progenitores, etc.

Pero ¿es aplicable a todos los casos? ¿Es bueno para los pequeños tener un tiempo de estancia con su padre, otro con su madre y otro con sus abuelos? ¿Cuál es el punto medio?

Además de las cuestiones más prácticas como cuidar de nuestros hijos cuando nosotros no podemos hacerlo, o contribuir al equilibrio de tiempo en el hogar (canguros, etc), los abuelos transmiten valores familiares y mantienen el vínculo entre generaciones.

Las historias que cuentan los abuelos sobre la vida de sus hijos (o sea, los padres) cuando ellos eran también eran niños, hacen que el niño o niña tenga un sentido de continuidad de la familia, que acepte que sus padres son humanos (¡mi padre o madre también hacía travesuras!) y, por lo tanto, facilitan la identificación de los niños con sus padres. Además las historias familiares contribuyen al desarrollo psicológico de nuestros hijos.

Los abuelos contribuyen positivamente, con su experiencia, en momentos de crisis o cambios familiares: El divorcio de los padres, desde la perspectiva de los hijos es un momento en el que pueden sentir gran frustración y sentimiento de culpa. Los abuelos ayudan a la comunicación padres e hijos en estos momentos, les ayudan a exteriorizar sus preocupaciones, y realizan un acompañamiento desde el amor, que no tiene precio.

Es normal temer que la relación abuelos-nietos se vea afectada. Para que no sea así, hoy, en el día de los abuelos, proponemos unos consejos para reforzar esa especial relación, en situaciones de separación de pareja, que no depende de procedimientos judiciales ni decisiones complejas, sino de un compromiso personal:

  1. El roce hace el cariño: Propicia que compartan tiempo de calidad. El hecho de compartir actividades que permiten un contacto directo entre abuelos y nietos, más allá de los cuidados, ayudan a fortalecer las relaciones. Por ejemplo, espacios de conversación donde puedan compartir historias familiares, una tarde tomando un helado, incluso un día de cine. Trata de organizar estas actividades en el tiempo que tus hijos estén contigo, y procura que pueda disfrutar de la compañía de sus otros abuelos cuando no lo estén.
  2. Ten en cuenta que, en época de cambios podemos estar más susceptibles, por lo que, para una relación saludable con los nietos, es importante establecer unos límites entre padres y abuelos, que beneficien a todos.

No pierdas de vista estos aspectos a la hora de organizar el tiempo que pasas con tus hijos después de la separación, en un futuro te alegrarás y ellos te lo agradecerán (abuelos e hijos).

Newsletter

Recibe todas nuestras novedades en tu email

Volver arriba