Saltear al contenido principal
6 Factores Que Debes Tener En Cuenta Para Rehacer Tu Economía Después De Un Divorcio

6 factores que debes tener en cuenta para rehacer tu economía después de un divorcio

6 factores a tener en cuenta para rehacer tu economia despues del divorcio

Una relación supone muchos proyectos comunes que conllevan una parte económica: algunos se entienden como ingresos, otros como gastos y deudas y otros como ahorros, todos ellos compartidos. Antes de llegar al momento del divorcio es importante replantearse la situación financiera y reconducir lo que era una economía común a una economía individual. El primer paso es analizar tu situación personal e identificar cuáles son los puntos fuertes de tus finanzas. Deberás responderte las siguientes preguntas: ¿a cuánto ascienden mis ingresos? ¿Dispongo de ahorros? ¿Tengo propiedades? ¿A qué responsabilidades deberé hacer frente (la crianza de los hijos, una hipoteca)?Un mayor conocimiento sobre el estado de tus finanzas te ayudará no solo a valorar qué pasos debes seguir en el proceso de divorcio, sino que te brindará una mayor sensación de control sobre tu situación.

Una vez aclaradas estas cuestiones, y antes de iniciar el proceso de divorcio, debes tener en cuenta los siguientes factores:

1. Honorarios del abogado y la asesoría legal. Un divorcio es un trámite legal, para el que necesitarás la orientación y la representación de un abogado. Consulta a varios profesionales para conocer sus tarifas y los servicios que ofrecen. Antes de decidirte, solicita que te expliquen en qué consiste el proceso, cuánto tiempo puede tardar y qué procedimientos deberá llevar a cabo el profesional.

2. Repartición de los bienes. Dependerá del régimen matrimonial escogido a la hora de formalizar vuestra unión. Reúne todos los documentos que muestren esta información (acta de matrimonio, escrituras de inmuebles, facturas) y todo lo que confirme que tus bienes son tuyos o compartidos. Es indispensable que tengas toda esta información a mano y archivada en un solo sitio.

3. Documentación. El proceso legal requerirá la presentación de muchos documentos. Asegúrate de tener todo en orden y, si te falta algún papel, considera cuánto te puede costar su tramitación y el tiempo que tardarás para conseguirlo.

4. Cuentas bancarias comunes. El dinero que exista en cuentas bancarias conjuntas también debe considerarse como un bien a repartir. Una vez decidido este punto, acude el banco para clarificar cuál será el nuevo estado de la cuenta: pueden darla de baja o prorrogarla a nombre de una sola persona.

5. Extensiones de tarjetas de crédito o instituciones y clubes. Es el mismo caso de las cuentas conjuntas: habrá que decidir si continuáis compartiendo tarjetas bancarias y financieras o cuáles vais a cancelar o si decidís deshaceros de todas.

6. Servicios compartidos.Muchos de los servicios compartidos, como la membresía del gimnasio o de un club de golf y las tarjetas de fidelidad de comercios también requieren una decisión, aunque es muy probable que podáis conservarlas por separado. Eso sí: averigua si esto te obliga al pago una cuota adicional.

Img: Freepik

Newsletter

Recibe todas nuestras novedades en tu email

Volver arriba