Las 3 ordenes del Amor que se deben cumplir ( aunque haya divorcio) siempre

Aunque no queramos cuando el amor se acaba y hay hijos de por medio se ha creado un vinculo entre nosotros que jamás nadie podra romper, es por eso que debemos ser conscientes de las reglas de oro que deberiamos cumplir para tener una buena vida 

Pertenencia – Jerarquia – Dar y recibir.

Conocer cuales son los órdenes del amor y respetarlos equilibra nuestro sistema y el de futuras generaciones.

1ª ley – La pertenencia

Ésta se basa en el amor, cuyo propósito siempre es la inclusión. Se trata del derecho a pertenecer totalmente, estar incluido en el sistema al que pertenecemos.

A pesar que la familia ya no pertenece unida como tal, y se creen nuevas parejas , nosotros siempre perteneceremos con el vinculo creado a traves de nuestros hijos a ella.

Otro ejemplo de pertenencia seria hijos "no natos”, estos  son igualmente parte de nuestra historia y  deben ser reconocidos . La exclusión de un miembro crea un desequilibro y el ambito familiar se resiente  ( recordar duele ) pero debemos darles un lugar en nuestro corazón.

2ª ley – El sistema jerárquico

En relación al primer orden si un hijo/hermano  llego antes que nosotros nos precede, tanto si fue nato o no o si las padres han tenido luego otros hijos , los posteriores aunque sean de otras parejas deben reconcer a los hermanos mayores.

3ª ley – La necesidad de equilibrio entre dar y recibir

El desequilibrio entre dar y recibir surge cuando alguien da más de lo que recibe o cuando alguien recibe tanto que se siente incapaz de devolver algo equivalente.

Resulta complicado saber como debemos comportarnos cuando un matrimonio se acada, y a pesar de lo que realmente pueda ser lo común una  terapia de ex-pareja que no ex-padres ayudaria al bienestar de todos.

En Celextina, creemos firmemente que el hecho de que  se acabe la relación  y con el amor conyugal no necesariamente quiere decir dejar de quererse.

“A veces pensamos que la vida nos pertenece, o que podemos hacer con ella lo que queramos. Probablemente es más cierto lo contrario: nosotros somos los que pertenecemos a la vida " 

0 comentarios

Añadir nuevo comentario