13 Preguntas que debes de formular antes de casarte : Un buen matrimonio evita un (mal) divorcio

Cuando nos vamos a casar no sabemos que realmente nos duele.

Quizás por timidez, falta de interés o deseo de preservar un misterio romántico, muchas parejas no se preguntan estas cuestiones que podrían ayudar a que el matrimonio fuera más estable.

Se trata de la persona con la que vamos a compartir el crecimiento de los hijos y construir una vida segura.

Si no tratas el tema antes del matrimonio lo deberás de tratar durante, es complicado guardar secretos después de una década, si estás reticente a explicarlo antes del matrimonio el tema no tratado se convertirá en un desencuentro.

Las siguientes preguntas son íntimas, podemos llegar a pensar que hasta torpes, están diseñadas para iniciar discusiones honestas y que den la posibilidad a las parejas para aclarar secretos antes de que sea demasiado tarde.

  1. ¿Tu familia se tira los platos, discute los temas o deja pasar silenciosamente las discrepancias?

Una relación exitosa está basada en como son tratadas las diferencias. Nosotros estamos hechos a la medida de la dinámica de nuestras familias, esta pregunta te dará datos acerca como trata tu pareja la resolución de conflictos

  1. ¿Tendremos niños y si es así, cambiarás los pañales?

Antes del matrimonio las parejas deberían honestamente discutir si quieren tener niños. ¿Cuántos quieren? ¿En qué momento los quieren tener? ¿Qué roles imaginan como padres? Hablar sobre los métodos de control del embarazo es también importante.

  1. ¿Nuestras experiencias con nuestros ex parejas nos ayudaran o nos van a entorpecer?

Haber tenido muchas relaciones serias puede poner en riesgo nuestra relación o bajar la calidad de nuestro matrimonio.  (Puede suceder porque la persona que ha tenido más experiencia con rupturas serias, potencialmente compara su actual pareja con las pasadas).

“Las personas dudan hablar explícitamente acerca de su pasado” ya que se pueden sentir retroactivamente celosas o juzgadas. “la única manera real de tener estas conversaciones es íntima y amorosamente, aceptando que la otra persona ha tenido una vida antes de la pareja”.

  1. ¿Es muy importante la religión? ¿Cómo vamos a celebrar las fiestas religiosas?

¿Si dos personas proceden de experiencias religiosas distintas, que afiliación religiosa van a seguir?

Las parejas empiezan a menudo a tener conflictos acerca de la religión cuando los niños se añaden a la familia.

Si la pareja decide tener hijos, deben de hablar previamente de la educación religiosa y como va a ser tratada. Es mejor tener un plan de antemano.

  1. ¿Es mi deuda tu deuda?

Es importante saber cómo se siente tu pareja acerca de tu autosuficiencia financiera y si espera que tengáis vuestros recursos separados.

Fijar las deudas es muy importante, igualmente, si existe seria discrepancia entre su sueldo y el tuyo. Se recomienda crear un presupuesto proporcional acorde a los salarios. Muchas parejas fallan al no discutir el compartir las finanzas, pensar en ello es crucial.

  1. ¿Cuál es el precio que estarías dispuesto a pagar por un coche, un sofá, unos zapatos?

Las parejas deberían estar seguras que están sintonizadas en términos de precaución financiara o imprudencia. Comprar un coche es un buen indicador. Las  parejas deberían de tener un marco de maniobra para este tipo de gastos.

  1. ¿Permites que cada uno tenga su espacio?

Una vez se inicia el matrimonio, mucha gente espera mantener su autonomía en ciertas áreas de su vida y al mismo tiempo están construyendo su asociación con su pareja. Esto significa que quizás haya un miembro de la pareja que no esté dispuesto a compartir hobbies o amigos, y esto puede crear tensión o rechazo si  no ha sido discutido con anterioridad. Las parejas también pueden tener diferentes expectativas en cuanto  a la privacidad, también debería de ser discutido, preguntando a tu pareja cuando él necesita estar solo.

  1. ¿Nos gustan los padres de la pareja?

Siempre y cuando la pareja se presente unida, tener una mala relación con los suegros se puede manejar.

Si un miembro de la pareja no tiene la voluntad de dirigir el tema con sus padres, podemos presagiar una mala salud en esta relación.

  1. ¿Es muy importante el sexo para ti?

Las parejas de hoy en día quieren permanecer sexualmente activas, una expectativa que no existía en el pasado. Una relación saludable incluye discutir acerca de que disfruta cada uno en el sexo y también con qué frecuencia.

Si la gente está mirando diferentes experiencias a través del sexo – placer versus sentirse joven, por ejemplo – se requiere de negociación para que ambas partes estén satisfechas.  

  1. ¿Hasta qué punto dejamos flirtear al otro miembro de la pareja? ¿Permitimos que vea porno?

Las parejas deberían discutir acerca de sus actitudes en relación a la pornografía, flirteo y expectativas de exclusividad sexual. Un acuerdo de pareja respecto a esta área puede y muy posiblemente podrá establecer las reglas del juego, ambos miembros deben de sentirse confortables para discutir el tema.

  1. Conoces las maneras de decir “Te amo”

El libro de Gary Chapman 1992 “Los 5 lenguajes del amor” categorizó las expresiones de amor para fortalecer el matrimonio. Las parejas antes del matrimonio tienen cinco lenguajes del amor: afirmación, calidad del tiempo, recibir obsequios, actos de servicio y contacto físico. La pareja necesita conocer como nutrir la relación.

  1. ¿Qué es lo que admiras de mí y que te pone de mal humor?

Idealmente, el matrimonio es un compromiso de vida, y no es suficiente con el estar juntos, como muchas parejas describen su relación, un matrimonio debería ser algo más profundo.

  1. ¿Cómo nos vemos de aquí a 10 años?

Mantener clara en mente la respuesta a esta cuestión nos puede ayudar a lidiar con los conflictos actuales y trabajar conjuntamente teniendo presentes los objetivos de pareja.

0 comentarios

Añadir nuevo comentario